La Asociación de Amigos de la Casta Navarra es una entidad sin ánimo de lucro que promueve todo tipo de actividades encaminadas a potenciar la raza de ganado bravo denominada "Casta Navarra", su conservación en el ámbito de las ganaderías de reses bravas y un mayor conocimiento de la misma por parte de los aficionados.

ACTUALIDAD
Noticias
Actividades
Artículos
Crónicas
Reportajes
Ganaderías
Enlaces
Tú eliges, tú decides
 
LA ASOCIACIÓN
Saludo del presidente
Estatutos
 
CONTACTO
 
Mail
Dirección:
  Ap. correos 61
  31200 - Estella
  Navarra
 
 
REPORTAJES
VISITA A LA GANADERIA de D. MANUEL MERINO GARDE
4031 visitas

Reportaje de la visita realizada el día 5 de abril de 2009, al que se acompaña la correspondiente Galería de Fotos.


VISITA A LA GANADERIA de D. MANUEL MERINO GARDE.


 


A causa del crudo invierno hemos tenido que demorar nuestras visitas a Ganaderías de Casta Navarra.


 


El agua y el barro hacían muy difícil el circular por los campos y los ganaderos ya tenían bastantes dificultades para dar de comer a sus reses como para que encima iríamos nosotros a incordiar.


 


 


Sin embargo las dificultades han ido amainando y por fin hemos podido recuperar nuestras visitas y así el pasado domingo día 5 de abril de 2009 visitamos la ganadería de D. MANUEL MERINO GARDE.


 


 


 


Nos hizo un día fabuloso, con una climatología excelente. Un poco fresquito a la mañana pero de los de ir quitándote ropa poco a poco hasta quedarnos en mangas de camisa.


 


 


 


El punto de encuentro fue la Venta de Arlás, lugar próximo a Peralta. Allí nos juntamos a las 9 ½ de la mañana los 28 Socios apuntados a la visita. Saludos, abrazos y presentación “de los nuevos”. Gente joven,  muy aficionada y con unas ganas grandes de ampliar sus conocimientos.


 


 


De allí a la ganadería.  Nos dirigimos primero a la finca que está en término de Villafranca, al otro lado de la Autopista, en la que se encuentran también las reses de su tío D. ENRIQUE MERINO GIL, vecinas de campos con la del sobrino.


 


 


 


Tío y sobrino comparten una serie de campos y cerrados en los que llevan por separado a sus respectivas ganaderías, siendo los machos lo único que, a veces, mantienen juntos.


 


 


 


El joven ganadero nos introdujo en los campos cercados. Montados unos en un pequeño remolque y en un par de 4x4 el resto,  pudimos apreciar sus reses.


 


Diseminadas por un amplio campo, MANUEL nos dio una lección de lo que es un ganadero que “vive el día a día con sus reses”. Llamándoles y silbándoles consiguió acercarlas al grupo de visitantes.


 


 


Allí, asombrados aún de lo que acabábamos de presenciar, pudimos contemplarlas y fotografiarlas desde muy cerca. Y las vacas, tranquilas y sosegadas, se dejaron admirar y fotografiar. Bonitas y curiosas fue un placer el verlas.


 


 


Los machos en cambio, recluidos en un campo próximo, corrieron arriba y abajo por el cercado, nerviosos por la presencia de coches desconocidos.


 


 


Incluso en algún momento nos hicieron subir la adrenalina ya que pareció que se nos venían encima del 4x4. No pasó nada. Pero “el momentico” fue emocionante.


 


 


Machos y hembras, todos de procedencia de la Ganadería de Adolfo Lahuerta, presentaban un lucido aspecto. Aunque el invierno ha sido muy duro, se podía apreciar los cuidados que les ha dado su ganadero.


 


 


Visitamos después sus instalaciones de corraletas de separación y la manga de curas. Bien dispuestos y que permiten un manejo seguro del ganado.


 


 


 


Y desde Villafranca nos trasladamos a las cercanías de Rada, a la finca donde tiene las hembras paridas recientemente.


 


 


 


Una amplia finca, repartida en varios cercados y que también cuenta con instalaciones con corraletas, manga para embarques, etc.


 


 


Los campos presentaban una buena hierba, muy adecuada para las hembras en época de crianza. Y es zona donde abunda el agua de regadío, muy importante para los meses “de sequera”.


 


 


Y volvimos a contemplar desde muy cerca a vacas y becerros. Bonitas ellas y traviesos los pequeños.


 


Tranquilos al principio, en cuanto los coches empezaron a moverse por los campos nos dieron muestras de su vitalidad corriendo de aquí para allá.


 


 


Ocultándose detrás de sus madres unas veces y mirándonos curiosos otras nos hicieron pasar un rato muy especial.


 


 


 


Sus madres no dejaron de “marcar las distancias” a los visitantes. Altivas y poderosas siempre estuvieron amparando a los becerros o trotando hacia la otra esquina del cercado para poner “tierra de por medio” con los intrusos.


 


 


 


Cuando estábamos en ésos campos aparecieron por allí su tío ENRIQUE y ANGEL MARTINEZ CONESA, veterano también en experiencias ganaderas y taurinas.


 


 


 


Más saludos, presentaciones y comentarios y…, vámonos a comer…, que ya es hora…


 


 


 


Vuelta a la Venta de Arlás, donde resulta que no llega el ganadero. Motivo,  pues que se había “gripao” un tractor  y había que “desgriparlo” para poder echar la comida a las reses.


 


 


Así es la vida de los ganaderos de nuestra tierra. Primero es el ganado y después todo lo demás. También en esto nos dio MANUEL una lección.


 


 


 


Y quién nos hizo los honores fue D. ENRIQUE.


 


El tío nos acompañó en la mesa y en la tertulia. También ANGEL, que sabe un rato de todos los buenos y malos ratos que pasa quién se dedica a la cría de ganado bravo.            


 


Santiago, el de Arlás,  nos sirvió una buena comida en una sala exclusiva para nosotros. Durante ella, y por corrillos, los comentarios giraron sobre el ganado que habíamos visto a la mañana,  las perspectivas que tienen los ganaderos en este “año de crisis” (A ver si solo es este año…), las anécdotas y experiencias de los asistentes, etc.


 


 


Y en la sobremesa, la tertulia con el ganadero.


 


 


En ausencia “del Titular”, el tío D. ENRIQUE tuvo que dar la cara. Y como la dió…


 


 


Nos contó la historia de las dos Ganaderías (MERINO GARDE y MERINO GIL).  Ambas tienen mucho en común, aunque las llevan por separado. Proceden de reses de Galé.


 


 


Las de MERINO GARDE por compra de la ganadería de ADOLFO LAHUERTA ROYO y las de MERINO GIL por la compra de la ganadería de Baltasar Arduña Cuartero que la había formado con reses de CECILIO LAHUERTA ROYO.


 


 


Nos confirmó que nunca han cruzado con sementales de otra procedencia.


 


Que hacen la selección de los machos sementales “por reata”. Los no seleccionados los utilizan para los Festejos Populares, enviándolos al matadero cuando ya llegan a la edad máxima autorizada en los festejos.


 


 


En hembras utilizan también la selección “por reata” y por su comportamiento en los festejos. Las aprobadas siguen en la ganadería y las desechadas también directamente al matadero.


 


Es decir, eliminan las reses desechadas en vez de venderlas a terceros.


 


 


Entre preguntas y respuestas se nos fue el rato. Muy agradable y largo. “Darme agua”, pidió ENRIQUE, “que hace años no había hablado tanto”.


 


 


Pero el “fin de fiesta” estaba por llegar.


 


Algunos de los asistentes conocían la gran afición de ENRIQUE por “el cante minero”.


 


Y “le picaron” y “provocaron”, y él respondió “como un bravo”.   Y nos echó unos cantes que nos pusieron los pelos de punta y las lágrimas en los ojos.


 


Se llevó unas ovaciones de “2 orejas, rabo y pata” y la admiración y cariño de todos los asistentes.


 


 


Para finalizar le hicimos entrega de nuestro clásico azulejo en recuerdo de nuestra visita. Estaba además dedicado a su ganadería por culpa de que “El Presi” y “El Vice-Presi” no se habían aclarado de “Que Ganadería MERINO” íbamos a visitar.


 


 


Pero no importó,  D. ENRIQUE lo recogió con alegría. Y ya quedamos que cuando vayamos a visitar “SU” ganadería el azulejo irá destinado a su sobrino MANUEL.


 


 


Y sobre las 6 ½ de la tarde levantamos el vuelo rumbo a nuestros hogares. Más abrazos y despedidas y…, hasta la próxima.


 


 


Autor: Luís Javier Crespo.


 


Fotos: AL (Angel López Alemán) – PB (Pedro Berrozpe) – MCJ (Mª Carmen Jordana – LJC (Luís Javier Crespo).


 


 


 


 




































































































© Amigos de la Casta Navarra
Diseño y realización: Publicaciones Calle Mayor