La Asociación de Amigos de la Casta Navarra es una entidad sin ánimo de lucro que promueve todo tipo de actividades encaminadas a potenciar la raza de ganado bravo denominada "Casta Navarra", su conservación en el ámbito de las ganaderías de reses bravas y un mayor conocimiento de la misma por parte de los aficionados.

ACTUALIDAD
Noticias
Actividades
Artículos
Crónicas
Reportajes
Ganaderías
Enlaces
Tú eliges, tú decides
 
LA ASOCIACIÓN
Saludo del presidente
Estatutos
 
CONTACTO
 
Mail
Dirección:
  Ap. correos 61
  31200 - Estella
  Navarra
 
 
REPORTAJES
Herradero en la Ganadería Angel Laparte
2925 visitas

En la finca “Campo Bajo”, situada en la localidad navarra de Marcilla, pastan las reses de la ganadería de Ángel Laparte, más conocido popularmente como “El Patillas”.


Pero sólo una pequeña parte de la temporada las tiene en dicha finca, puesto que normalmente entre los meses de octubre y julio se encuentran pastando en las Bardenas Reales.


La ganadería de Ángel Laparte es, según su propietario, una de las que conserva la Casta Navarra más pura, y afirma también que tiene origen directo con la de Carriquiri.


Actualmente Ángel posee únicamente la mitad del ganado, ya que en 2003 lo dividió en partes iguales con su hijo, Juan José Laparte, que ha creado un hierro propio.


El pasado día 18 de noviembre se vivió una intensa jornada taurina en la finca, donde se herraron más de una treintena de becerros y posteriormente, ya por la tarde, se tentaron dos novillos.


 Esta última tarea la llevaron a cabo dos jóvenes novilleros, el navarro Francisco Expósito y el vizcaíno Iván Abasolo.


 El herradero comenzó con cierto retraso, debido a unos problemas técnicos con el fuego. Tras solventarlos, poco a poco, y una a una, fueron pasando por el cajón todas las reses que se iban a marcar esa mañana. Además, también se aprovechaba para hacer la señal en la oreja a los animales, que en el caso de esta divisa es despuntada en ambas.


Hubo un becerro que, tras corretear por la plaza de toros de la finca, se negó a entrar en el cajón, pese al intento de las personas allí presentes. Ante la negativa por parte del añojo de colaborar, éste tuvo que ser herrado en el propio suelo de la plaza, sujetado por varios hombres para que no se moviera.


Hacia las 15,30 horas el herradero llegaba a su fin, dando paso a una agradable comida que pudimos disfrutar en la propia finca.


 


Autor: Roberto Moreno
















© Amigos de la Casta Navarra
Diseño y realización: Publicaciones Calle Mayor